Antes de los treinta

A veces nos enfocamos en las cosas que dejamos de hacer que olvidamos lo mucho que hemos podido disfrutar a lo largo de nuestra vida. 

En unos días cumplo 30 años. Cuando lo pienso me asombro. Casi sin poder creer que estoy por llegar a los famosos “TA”. Sin duda alguna ha sido más de lo que pude haber esperado o imaginado. Me crié en una cultura donde lo primordial es casarte y formar una familia, aunque pienso que eso pasa en la mayoría de las culturas. Al pasar lo 25 años y ver que esa opción no se viera como posibilidad causó frustración en mí. Pero aprendi a desaprender que lo que define la sociedad o cultura, no necesariamente nos tiene que definir. 

El año pasado hice una lista de cosas que hubiera querido cumplir en ese ultimo año de los veintes. Debo decir que hice como 7 nada mas. 

Hablando con una de mis amigas de ese tema hace algunos meses atrás, me dijo, pero sí haz hecho muchas más cosas. Ciertamente no se equivocaba. Cuando empece a enumerar en mi cabeza todas las cosas que he logrado hacer en 30 años, y que la mayoría han sido en un periodo de 10 años, se me llena el alma de alegría. 

Quizás sí hay muchas cosas que hubiera querido hacer. Pero me parece aun más genial poder decir y recordar todas las cosas que sí pude hacer en estos 30 años. 

La cultura de las listas de deseos y las redes sociales con las vidas fantásticas que algunas personas muestran, nos consumen, nos inundan y ahogan. Pero si te invito a que reflexiones en como has vivido tu vida y busques esas cosas que te disfrutaste. Veras que a pesar de las caídas, quizás tan profundas que nunca pensaste saldrías de ellas, Dios te ha premiado con momentos de mucha alegría y contento. 

Aquí les dejo la lista de las cosas que pude lograr en estos treinta años. Y sé que muchas de las que quise hacer las lograre en los próximos años. Porque la vida no se detiene cuando cumples años de vida y tampoco se reduce. Solo son empujones para seguir adelante y alcanzar eso que tanto añoras. 

¡Hasta la próxima!