La esperanza no se pierde

Como cristianos la Biblia debe ser nuestra guía. Buscando versículos que hablen de la esperanza encontré Romanos 5:3-4.

Romanos 5:3-4Nueva Traducción Viviente (NTV)
3 También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. 4 Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación.


Si desglosamos lo que nos habla este pasaje, recordamos que la esperanza no se pierde, la esperanza es lo que nos mueve a seguir adelante por el bienestar de nuestro país, de nuestro mundo.

Sé que vivimos un tiempo difícil, pero que sería de nuestra vida sin estos tiempos, seria aburrida y monótona. En estos tiempos, démosle gracias a Dios porque prometió que estaría con nosotros en todo momento (Juan 16:33). Pero no lo dejemos ahí, en estos tiempos creamos y fortalecemos uno de los frutos del espíritu, la paciencia. La paciencia nos ayuda a tolerar lo que vemos a nuestro alrededor, nos ayuda a crear ese carácter que necesitamos para afrontes lo que se avecina. No nos desviemos de la realidad, que es una, las cosas se podrán aún más difíciles. Pero no olvides Filipenses 4:13 “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Tomate un momento, busca tu lugar preferido de relajación. Pídele a Dios que te dirija. Pregúntale como puedes tú aportar a tu país; país en el que Dios te puso. No seamos impulsivos. La solución no es y nunca ha sido huir de los problemas y las situaciones que nos desagradan. Dios nos ha permitido vivir este momento que nos ayuda y ayudara a formar nuestro carácter, a ser firme en nuestras posturas y creencias, con la Fe y la esperanza de que Dios siempre tiene y tendrá (como yo digo) “todo fríamente calculado”.

Unámonos el pueblo cristiano en oración. Es cierto, pero realmente siempre debemos estar unidos en oración, no solo en los malos momentos. Como pueblo, sociedad y nación, dejemos las diferencias a un lado y unámonos a trabajar, a ser y hacer una de las cosas que Dios nos ha encomendado, BUENOS mayordomos de nuestro país, sociedad y nación.

Arriba, anímense, que la victoria la tenemos en Dios. Y como dice una frase coloquial de Puerto Rico, “pa’tras ni pa’ coger impulso”.

¡Hasta la próxima!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s